Informa de los valores de consumo
de energía y agua del aparato
(eficiencia), así como de las
prestaciones del mismo. Permitendo
conocer de forma rápida la eficiencia energética de un electrodoméstico.

Tiene que exhibirse
obligatoriamente en cada
electrodoméstico puesto a la venta.



Para el Medio Ambiente:
ayuda a elegir los electrodomésticos más eficientes con mayor transparencia.


Para nuestro bolsillo:
porque el extra que pagamos por un electrodoméstico eficiente lo ahorramos a lo largo de la vida del aparato.